MEDITACION CON TU CRISTO INTERNO


El siguiente ejercicio será de gran ayuda para desarrollar el discernimiento y la comunicación.

Busca un lugar tranquilo donde no seas perturbado(a) por un cierto tiempo (por lo menos de 10 a 15 minutos). Siéntate en una silla cómoda para que la incomodidad de tu cuerpo físico no se convierta en una distracción.

Séllate de las energías imperfectas durante 5 ó 10 minutos (utiliza la técnica de protección espiritual)*.

Visualiza que los ángeles del Arcángel Miguel están rodeando tu campo energético personal. Allí están cuatro ángeles, uno a cada lado. Estos ángeles son de 3.60mts de altura y portan espadas que arden con una brillante Llama Azul. Ellos son impetuosos y ardientes y capaces de protegerte contra las fuerzas de este mundo.

Concentra tu atención en tu Ser Superior, quien está situado justo sobre tu cabeza. Recita silenciosamente la siguiente afirmación:
”En el nombre de Jesucristo, yo invoco un muro de Luz blanca y brillante alrededor de mi cuerpo, de mi mente y de mi campo energético. Yo acepto que esta energía me sella de las cosas de este mundo. Ahora invoco la Llama Violeta para que arda dentro del muro de Luz y consuma todas las energías imperfectas dentro de mi propio ser”. Permítete unos pocos momentos para que sientas que estás totalmente sellado(a) de las energías de este mundo.

Una vez te sientas en paz, centra tu atención en el centro de tu pecho a la altura de tu corazón físico. Visualiza una Llama Espiritual ardiendo dentro de tu pecho. Esta Llama Espiritual no requiere de combustible para arder. Es la Llama auto-alimentada.

Centra tu atención en esta Llama y permite que tu conciencia atraviese la misma Llama. Detrás de ella, verás un portal. Entra por esa puerta. Cuando la atraviesas, llegas a un túnel. En la medida en que continúas caminando por éste, observas a lo lejos la consabida “Luz al final del túnel”.

Continúa avanzando hasta que salgas del túnel y camina hacia la luz.

Ahora ves que has entrado en un jardín exquisitamente hermoso. Está rodeado de altos setos. Hermosos macizos de flores los bordean y anchos caminos conducen a diferentes lugares del jardín. En el centro del Jardín hay una fuente que susurra suavemente. Por todas partes se escuchan los pájaros cantando alegremente

Mientras caminas por este jardín, sientes que las preocupaciones del mundo sencillamente se van alejando de ti. Cuanto más te internas en el jardín, más Luz y paz sientes.

Simplemente, continúa caminando y permítete sentir cómo la paz y la tranquilidad del jardín absorben todas tus preocupaciones e inquietudes. Cuando te sientas radiante y en paz, tómate un momento para observar a tu alrededor.

Mientras miras a tu alrededor, notas dos sillas talladas en piedra. Siéntate y ponte cómodo(a). Centra, entonces, tu atención en tu corazón y cierra tus ojos. Siente que estás completamente en paz en este hermoso jardín. De hecho, te sientes como si estuvieras en casa.

Ahora imagínate que abres los ojos y observa la silla frente a ti. Para tu sorpresa, notas que ahora alguien está sentando en esa silla. Cuando miras más de cerca, comprendes que realmente soy yo, tu Jesús, quien está sentado frente a ti.

Date unos instantes para sentirte cómodo(a) en mi presencia.

Centra ahora tu atención en mi corazón y permítete sentir que mi corazón irradia un Amor Incondicional por ti. Tómate algunos momentos para aceptar que te amo incondicionalmente.

Permítete ahora absorber mi Amor Incondicional por ti y siente cómo este amor consume todo lo que sea imperfección e irrealidad. Éste es verdaderamente el Amor Perfecto que arroja todo temor y todas las demás emociones imperfectas.

Mientras que continúas sentado(a) frente a mí y estás completamente absorto(a) en mi amor, reflexiona sobre tu situación en la Tierra. No permitas que ningún aspecto de esa situación te perturbe. Simplemente lleva la situación a tu conciencia por unos instantes. Entonces, mírame de nuevo y en tu mente formula una pregunta silenciosa. No me pidas qué te diga qué hacer sobre tu situación porque debes utilizar tu libre albedrío para elegir qué hacer. Pídeme que te muestre una perspectiva más amplia de la situación, para que sepas cuál es la mejor acción que debes tomar.

Una vez has formulado la pregunta, formúlala mentalmente.

Luego, cierra los ojos y centra tu atención en mi amor. Permítete estar tan absorto(a) en ese amor que todas las preocupaciones del mundo se desvanecen.

Después de permanecer un tiempo absorto(a) en mi amor, tu atención naturalmente regresará a la pregunta que me hiciste. Simplemente, centra tu atención en mi corazón y escucha la respuesta. Si no recibes una respuesta inmediata, no te preocupes. Simplemente céntrate en mi Amor Incondicional y mantente absorto(a) en ese amor el tiempo que desees.

Cuando te sientas pleno(a) con ese Amor, cuando sientas que tu corazón se ha convertido en la copa que se desborda con mi amor entonces, visualiza que dejas el hermoso jardín de manera silenciosa y que caminas de regreso a través del túnel.

Ahora estás sentado en la silla de tu cuarto. Date algunos momentos para regresar a tu estado normal de conciencia.

Misión Shangra-la

Visitas: 798

Respuestas a esta discusión

HERMOSA MEDITACION! ME ENCANTO! INFINITAS BENDICIONES.

gracias,Maria Elena, me gusto mucho, que dios te colme de bendiciones: NAMASTE

Quiero darle un me gusta,pero no lo admite.
Sería el 7

Maravillosa meditación en y con el maestro Jesucristo... infinitas gracias... NAMASTÉ amados hermanos del alma...

RSS

© 2017   Creado por JAZMIN.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio